¿Quién paga el arreglo del telefonillo: mi comunidad o yo? - Qvadis
8744
post-template-default,single,single-post,postid-8744,single-format-standard,theme-bridge,bridge-core-2.2.7,woocommerce-no-js,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,paspartu_enabled,paspartu_on_bottom_fixed,qode_grid_1200,qode-content-sidebar-responsive,columns-4,qode-child-theme-ver-1.0,qode-theme-ver-21.4,qode-theme-bridge,qode_advanced_footer_responsive_1000,wpb-js-composer js-comp-ver-6.6.0,vc_responsive
Quien paga el arreglo del telefonillo

¿Quién paga el arreglo del telefonillo: mi comunidad o yo?

En las reuniones de nuestra comunidad de vecinos es habitual hablar de derramas, presupuestos y gastos para, por ejemplo, tener que hacer frente a la reparación del ascensor. De acuerdo, la avería del ascensor la tendremos que pagar entre todos. Pero, ¿quién paga el arreglo del telefonillo cuando se estropea?

Solemos tener muy claro que los costes de las reformas o modificaciones de zonas y elementos comunes de la finca hay que asumirlos entre todos los vecinos. Darle un “lavado de cara” a la fachada, pintar la escalera, reparar el tejado o tener que arreglar o hacer cambios en la antena de televisión son algunos ejemplos habituales. Pero las dudas llegan cuando se trata de reparaciones que haya que hacer dentro de nuestro piso que, a priori, parecen instalaciones compartidas. ¿Quién se encarga de los gastos?

En este sentido, la legislación vigente es la que toma la palabra. La Ley de la Propiedad Horizontal es la que recoge y regula todos los asuntos que atañen a las comunidades de vecinos. En esta ley se diferencia entre los elementos comunes y privativos de las fincas. Por su parte el Código Civil en su artículo 396, describe estos dos tipos de elementos mencionados. En resumen, las normas nos dicen que el límite entre lo común y lo privado en una comunidad de vecinos son los límites de nuestra propia vivienda. Por ello, toda instalación dentro de nuestra vivienda (cableado, tuberías, etc.) es responsabilidad del propietario.

Por lo tanto, si nos preguntamos quién paga el arreglo del telefonillo, al considerarse un elemento privativo por encontrarse dentro de nuestro piso, la respuesta es que nosotros, como propietarios, somos los que nos tenemos que hacer cargo de los gastos. Esto es igual tanto en el caso de que vayamos a repararlo como si es necesario sustituirlo por uno nuevo.

De todas formas, podemos decir que el sistema de portero automático de nuestra comunidad está compuesto de diferentes partes ubicadas en distintas zonas. Por ello, y atendiendo a lo que se registra en la normativa vigente, cada parte se tratará según su condición:El panel de timbres exterior se considera como elemento común, puesto que lo comparten todos los vecinos. Los gastos que acarree su cambio o su sustitución corre a cargo de toda la comunidad.

  • El panel de timbres exterior se considera como elemento común, puesto que lo comparten todos los vecinos. Los gastos que acarree su cambio o su sustitución corre a cargo de toda la comunidad.

Ley de Propiedad
  • El sistema de cableado eléctrico también es un elemento común: discurre por el interior de la finca y por lo tanto la comunidad de vecinos será la que cubra los gastos que se generen en todo su recorrido. Pero atención, se considera que es comunitario hasta la entrada a cada domicilio. Una vez dentro de nuestro piso ya es un elemento privativo.
  • El telefonillo, como ya hemos dicho antes, es un elemento privativo y el propietario es el que se responsabilizará tanto de las reparaciones como de la sustitución, si se da el caso.
Qvadis para tu casa

Disfruta de tu Qvadis® One sin acuerdos ni consultas a tu comunidad de vecinos

Seguro que se han despejado tus dudas sobre quién paga el arreglo del telefonillo y también su sustitución por otro nuevo. Cuando hablamos de los telefonillos más habituales, los de toda la vida, está claro que eres tú el que te encargarás de los gastos.

Pero, ¿qué ocurre si lo que queremos es colocar un dispositivo diferente, más completo como Qvadis® One?  Si optas por la domótica en tu casa, una de las ventajas al decidirte por instalar Qvadis® One es que, a pesar de ser un telefonillo inteligente provisto de funciones de tecnología enfocada al bienestar de tu familia, no necesita ningún tipo de intervención fuera de la vivienda. Su tecnología no supone en absoluto cambios que puedan afectar a la comunidad.

La sencilla instalación Qvadis® One es totalmente independiente y no requiere de ninguna modificación en el panel de timbres exterior ni en el cableado común. Por ello tienes la total libertad de colocarlo en tu casa sin tener que plantearlo en ninguna reunión de vecinos para llegar a un acuerdo, ya que no implica gastos comunitarios.

nueva tecnologia para viviendas

Además es muy sencillo de instalar, como te explicamos en este vídeo paso a paso. Verás que no tiene ninguna complicación.

Disfruta de la tecnología que facilita el día a día a toda la familia

Si al igual que nosotros piensas que la tecnología tiene que facilitarnos la vida y la de toda nuestra familia, entonces tu dispositivo es Qvadis® One. Porque Qvadis® One es algo más que un telefonillo, ya que dispone de muchas más funciones que la de poder atender las llamadas a nuestra puerta. Descubre de qué forma, por ejemplo, puede resultar de gran ayuda para el bienestar de nuestros mayores en casa.

Quizás te preguntes ahora mismo, ¿realmente Qvadis® One hará más cómodo mi día a día y el de los míos? Si quieres conocer las opiniones de algunas de las personas que ya lo utilizan, echa un vistazo aquí para leerlas. Ellos ya están disfrutando de las ventajas de la domótica sencilla, cercana y eficiente. Y tú, ¿vas a dar el paso?

No hay comentarios

Publica un comentario