Robos en la comunidad de propietarios. Claves para evitarlos - Qvadis
8260
post-template-default,single,single-post,postid-8260,single-format-standard,theme-bridge,bridge-core-2.2.7,woocommerce-no-js,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,paspartu_enabled,paspartu_on_bottom_fixed,qode_grid_1200,qode-content-sidebar-responsive,columns-4,qode-child-theme-ver-1.0,qode-theme-ver-21.4,qode-theme-bridge,qode_advanced_footer_responsive_1000,wpb-js-composer js-comp-ver-6.6.0,vc_responsive
Evitar robos en la comunidad de propietarios

Robos en la comunidad de propietarios. Claves para evitarlos

Evitar robos en la comunidad de propietarios también es proteger nuestro hogar. Para preservar la seguridad en nuestra vivienda, el primer paso a tomar es tener una comunidad de vecinos protegida, adoptando una serie de medidas que sean necesarias para evitar la entrada de ladrones, tanto a las zonas comunes como a las viviendas.

7 claves para evitar robos en la comunidad de propietarios:

Lo primero que debería hacer una comunidad es establecer una serie de medidas comunes que cada vecino conozca y aplique. Una buena forma de hacerlo es elaborar una guía o manual que especifique qué procedimientos y acciones se deben llevar a cabo. Así cada vecino tendrá la información y conocimiento de cómo debe actuar para salvaguardar la seguridad del edificio o urbanización. 

Cada comunidad podrá establecer medidas en función de su tamaño, localización, etc. Sin embargo, existen una serie de recomendaciones que son aplicables a la mayoría de comunidades. Estas son algunas:

  1. Iluminación: Es altamente recomendable tener un sistema de iluminación que cubra todas las zonas de la comunidad. Si no existe ninguna zona oscura, los ladrones sentirán que están expuestos a ser vistos, por lo que el riesgo de robo disminuye.
  1. Accesibilidad de la azotea: Si la comunidad está aislada de otras viviendas o edificios, resultará complicado acceder a través del tejado o azotea. Sin embargo, hay muchas comunidades, sobre todo en grandes ciudades, donde saltar de una azotea a otra puede resultar muy sencillo. En este caso, la azotea debería contar con un sistema propio de seguridad, como puedan ser cámaras de vídeo vigilancia. 
  1. Puertas de garaje: En el caso de comunidades que cuenten con un garaje comunitario, es muy importante que los vecinos presten atención a la puerta. Antes de alejarnos del garaje, debemos cerciorarnos que la puerta ha quedado completamente cerrada. La mayoría de las puertas de garaje se cierran lo suficientemente despacio como para que el ladrón tenga tiempo de entrar sin ser visto.
Medidas seguridad en la comunidad de propietarios
  1. Instalación de buzón comercial en el exterior: Contar con un buzón comercial permitirá que el repartidor deje la publicidad en el mismo, sin necesidad de entrar a la comunidad. 
  1. Personal de seguridad: La presencia de una persona en la entrada de la comunidad evita el acceso anónimo. Por ello, aquellas comunidades que cuentan con personal de seguridad, como vigilantes o conserjes, sufren menos robos.
  1. Sistemas adicionales de seguridad: Las cámaras y alarmas son sistemas de seguridad efectivos, pero debes saber que no son los únicos. En ocasiones puede suceder que haya cámaras de video vigilancia, y, sin embargo, hayamos perdido el control de quién tiene copia de llaves de la comunidad. 

Es frecuente que no tengamos una noción clara de qué personas tienen acceso a la comunidad: todas las comunidades cuentan con viviendas ocupadas en régimen de alquiler, por las que van pasando diferentes inquilinos y no siempre se cambia la cerradura cuando el inquilino abandona la vivienda. También suelen tener llave los servicios de limpieza, personal de reformas, empleadas del hogar… Resulta complicado tener constancia de todas las personas que han tenido la posibilidad de realizar una copia de llaves. En este sentido, Qvadis One resulta muchísimo más seguro que las copias de llaves. Este telefonillo inteligente permite conceder acceso a la comunidad durante un tiempo determinado y, además, queda registrado en el sistema a quién se le concedió el pase y durante cuánto tiempo. 

Beneficios de Qvadis en una comunidad de propietarios
  1. Avisar a la Policía o Guardia Civil en caso de sospecha de robo: Cualquier indicio que nos haga sospechar que la comunidad ha sufrido un robo debe ser comunicado lo antes posible a algún cuerpo de seguridad. Si vemos una puerta con la cerradura forzada, un cristal roto o cualquier otro indicativo, no debemos pasarlo por alto e informar cuanto antes. 

Tomar esta serie de medidas de precaución evitará que la comunidad sufra robos. Debemos aplicarlas, especialmente, en aquellos momentos en los que los ladrones suelen actuar, ya que existen franjas horarias y espacios de tiempo donde son más frecuentes los robos en comunidades.

¿Cuándo debemos tener especial cuidado para evitar robos en la comunidad de propietarios?

  • Periodos de vacaciones: Las vacaciones son uno de los momentos en los que más robos se producen. Es importante tener especial cuidado durante estas fechas.
  • Noches: La oscuridad favorece a los ladrones, pues tienen menor posibilidad de ser vistos. En la actualidad, muchas ciudades y municipios aplican toque de queda, lo que provoca que las calles tengan menor tránsito y, en consecuencia, haya menos testigos en caso de robo.
  • Fines de semana: Es frecuente que muchas comunidades no cuenten con personal de vigilancia durante el fin de semana. Si a esto le sumamos las pequeñas escapadas y salidas de ocio, tenemos como resultado una comunidad menos protegida.
No hay comentarios

Publica un comentario