discapacidad archivos - Qvadis
-1
archive,tag,tag-discapacidad,tag-192,theme-bridge,bridge-core-2.2.7,woocommerce-no-js,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,paspartu_enabled,paspartu_on_bottom_fixed,qode_grid_1200,qode-content-sidebar-responsive,columns-4,qode-child-theme-ver-1.0,qode-theme-ver-21.4,qode-theme-bridge,qode_advanced_footer_responsive_1000,wpb-js-composer js-comp-ver-6.6.0,vc_responsive

El telefonillo es probablemente el aparato que menos ha cambiado en nuestra casa en los últimos años. Y Qvadis One es el único telefonillo accesible y compatible con los de toda la vida. Se trata de un dispositivo que permite sustituir el telefonillo interior de la vivienda sin realizar ningún cambio en el edificio o en la consola de la calle, y que por tanto no requiere acuerdo de los vecinos.

El sistema es muy sencillo: cuando alguien pulsa el botón de nuestra casa en el portero automático de la calle, en nuestro móvil, tablet o PC, suena o vibra una llamada. Solo con responder, se habla con la persona que está en el portal, como si hubiéramos descolgado el telefonillo, y una función de la aplicación permite abrir la puerta del edificio. La aplicación Qvadis es compatible con los sistemas de ayuda a la discapacidad existentes: se adapta para integrarse con cada caso concreto.

Ventajas para mayores y discapacitados

Trasladar el telefonillo al móvil hace posible que tanto las personas mayores como aquellas que tienen alguna discapacidad, puedan hablar con quien llame al portal de su casa y abrir la puerta sin moverse del sofá o levantarse de la cama, sólo con descolgar su móvil. Descargando la app gratuita Qvadis, disponible en Google Play y App Store, los usuarios pueden controlar el acceso a su casa o negocio y enviar invitaciones a familiares o amigos para que ellos mismos se puedan abrir. También pueden compartir de forma segura el WiFi con sus invitados, utilizarlo como tablón de notas y consultar la previsión del tiempo al salir de casa.

Así, en primer lugar, eliminamos las prisas, los nervios, el ir corriendo a contestar con el consiguiente riesgo de caídas. Y en segundo lugar, una vez instalado el Qvadis en el domicilio u oficina y descargada la app, el usuario podrá autorizar a quienes considere de su confianza para utilizarlo. De esta manera, en el caso de que una persona que se encuentre sola en casa sufra un accidente, un desmayo, o una caída, quienes acudan en su socorro podrán entrar en el edificio sin problemas, puesto que estarían autorizados para abrir el portal. Ganamos un tiempo que en ocasiones puede ser precioso. 

accesibilidad para todos

Y a las funcionalidades de compartir el WiFi, las notas o poder consultar la previsión del tiempo, añadimos ventajas como la seguridad, en lo que se refiere a personas mayores que viven solas, puesto que existe la opción de descolgar y hablar con quien llama como si estuviéramos en casa, pudiendo estar en cualquier sitio, a miles de kilómetros de distancia: la escucha es clara y nítida, como una llamada de teléfono. Y el volumen puede ajustarse a las necesidades individuales.

Instalación fácil y sin necesidad de obras

En cuanto a su instalación, no requiere de obras en el edificio, no hay que sustituir el portero automático del portal: tan solo se cambia el telefonillo interior de la vivienda y se descarga una app en el móvil. Es cierto que existen sistemas parecidos, pero ninguno de ellos es compatible con los telefonillos tradicionales y para su funcionamiento ha de cambiarse la instalación entera del edificio, lo cual lo hace más complicado, pues necesita el acuerdo de la comunidad de vecinos y supone un gasto importante. En el mismo edificio, normalmente conviven personas mayores, jóvenes, personas con algún tipo de discapacidad… Alcanzar un acuerdo para realizar un cambio en el portal que solicita solo uno de ellos, cuando el resto pudiera considerarlo innecesario y además un gran desembolso, suele ser tarea imposible. Qvadis One es el único dispositivo que no necesita tal acuerdo puesto que no requiere cambios en el portal: cada vecino se instala en el interior de su casa lo que considere oportuno. Es la solución para modernizar telefonillos de reposición sin necesidad de poner de acuerdo a todos los vecinos. Disponemos también de un accesorio para abrir las puertas de garaje o comunitarias con la misma app, y así hacerlas también accesibles.

En lo que se refiere a la compatibilidad, Qvadis One es un telefonillo universal, compatible con la mayoría de los telefonillos convencionales (4+N). Estos son los de voz, los de toda la vida. Son los que existen en el casco urbano de todas las ciudades, que suele ser donde la población es mayor y lógicamente donde más necesario es.

Qvadis One - telefonillo universal

Qvadis One tiene la apariencia de un elegante dispositivo tipo tablet con pantalla táctil de 7”, compatible con todas las ayudas existentes, puesto que nuestra app se adapta para integrarla con ellas.

Por otra parte, Qvadis ofrece planes de soporte para PYMES y Comunidades, con funciones como el registro biométrico de horario para trabajadores sin contacto, evitando el riesgo de contagio de COVID-19, además de otras funciones como perfiles de acceso e informes de actividad.

Qvadis One es un producto patentado, diseñado y fabricado en España por Qvadis Innova, que ofrece un servicio de soporte de calidad y gratuito, cuidando siempre la privacidad de sus usuarios y la seguridad de sus datos. Los usuarios Qvadis están siempre al día de las nuevas funcionalidades de Qvadis One a través de sus actualizaciones gratuitas.

Queremos hacer domótica para todos, con tecnología española que busca la accesibilidad universal para conseguir la igualdad de oportunidades.

Fomentamos la autonomía, la independencia y la conectividad convirtiendo el móvil en el telefonillo de casa.

“Crear tecnología para facilitar el día a día de las personas, incluidas las mayores con movilidad reducida. Esta es la idea que llevó a Arsenio Vilallonga, ingeniero de telecomunicaciones, a dejar atrás una exitosa carrera y montar su propia empresa. Según explica el consejero delegado de la startup Qvadis Innova (@myqvadis), el coronavirus puso en evidencia la utilidad de una de sus invenciones: un dispositivo que conecta el móvil al telefonillo, permitiendo atender desde el sofá o incluso desde fuera de casa.” Leer más…

Julio 2020

“Opening the front door may seem like a simple action, but for the vulnerable who are isolating, the option risks exposure to infection. As much of the elderly population continues self-isolating due to the COVID-19 pandemic, one innovative device – a mobile intercom – could offer a solution for this vulnerable population who could be having difficulty answering their doors or house phones. The intercom, designed by Qvadis, focusses on making life easier in the home, and its useful features have been utilised during the COVID-19 pandemic – such as easy connectivity and calls.” Leer más…

*Puedes leer también la entrevista a nuestro CEO, Arsenio Vilallonga, en Health Europa, medio especializado en sanidad a nivel europeo, tanto en su versión online como impresa.

Junio 2020

“La crisis del coronavirus sorprendió a Arsenio Vilallonga, ingeniero de telecomunicaciones, enfrascado en el proyecto por el cual dejó atrás una exitosa carrera, desarrollando y poniendo en marcha sistemas de vigilancia y seguridad por todo el mundo: montar su propia empresa centrada en crear tecnología para la casa. El confinamiento decretado para frenar los contagios puso en evidencia la utilidad de la invención en desarrollo: un sencillo dispositivo que conecta nuestro móvil al telefonillo de casa…” Leer más…

Junio 2020

“La crisis del coronavirus sorprendió a Arsenio Vilallonga, ingeniero de telecomunicaciones, enfrascado en el proyecto por el cual dejó atrás una exitosa carrera, desarrollando y poniendo en marcha sistemas de vigilancia y seguridad por todo el mundo: montar su propia empresa centrada en crear tecnología para la casa. Pero también el estado de alarma con el consecuente confinamiento le ha servido para identificar una oportunidad de negocio dando respuesta a una necesidad evidenciada por la crisis: que la vulnerabilidad de las personas mayores o con problemas de movilidad se acrecienta con el aislamiento…” Leer más…

Junio 2020

“La crisis del coronavirus sorprendió a Arsenio Vilallonga, ingeniero de telecomunicaciones, enfrascado en el proyecto por el cual dejó atrás una exitosa carrera, desarrollando y poniendo en marcha sistemas de vigilancia y seguridad por todo el mundo: montar su propia empresa centrada en crear tecnología para la casa. El confinamiento decretado para frenar los contagios puso en evidencia la utilidad de la invención en desarrollo: un sencillo dispositivo que conecta nuestro móvil al telefonillo de casa.” Leer más…

Junio 2020